Factores de riesgo

Massimo Gualerzi Médico Cardiólogo:
“¿Por qué la prevención? Las enfermedades cardiovasculares representan la primera causa de muerte en Europa y en América, ahora se dan también en los países en vía de desarrollo. En los últimos años el número de los decesos en el mundo se ha incrementado de manera drástica, hasta alcanzar el 48% (54% para las mujeres y 43% para los hombres). ¿Qué tendríamos que hacer? Tenemos que empezar a interesarnos más en nosostros mismos cuando aún nos encontramos bien y esto nos permitirà no enfermarnos, sino conquistar una magnífica salud, de entrar en un círculo virtoso donde la energía obtenida será reinvertida para alcanzar otros objetivos y vivir mejor, durante más tiempo.

ActiveAction quiere ayudarle a hacer exactamente esto, a través de la sugerencia de exámenes, alimentación, deporte…
Lea las siguientes profundizaciones para adoptar un estilo de vida más sano.

*Libro Supersalute, Autor: Massimo Gualerzi, Claudio Rinaldi, Sperling&Kufer, 2013

FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR, ¿CUÁLES SON?

Hipertensiòn:

La hipertensión es un aumento anómalo de la presiòn arterial, o sea de la fuerza ejercida por la sangre en las paredes de las arterías. La Organización Mundial de la Salud ha establecido que lo valores ideales de la presión son 90 mmHg para la presión diastólica y 140 mmHg para la presión sistólica. Valores superiores indican la presencia de un estado hipertensivo que puede ser de grado variable.

diabete.png

Diabetes:

Hoy en día la diabetes de tipo II se considera casi un problema cardiovascular: así que quien sufre,desde el punto de vista del riesgo, es como si ya tuviese un infarto. Un hombre diabético arriesga el doble que un hombre no diabético. En las mujeres el riesgo alcanza las 4-5 veces más. Para evitar la diabetes tipo II sería suficiente una cosa muy sencilla: enseñar a comer y moverse mejor.

cibi-preparati.png

Colesterol:

Somos un pueblo de entendedores y muchas veces justificamos el colesterol alto con este pretexto . En realidad muy a menudo el valor está poco relacionado con lo que comemos, porque somos nosotros los que producimos colesterol. Por eso más allá de la dieta y de nuestras percepciones, controlarlo regularmente es un deber. El colesterol incrementa la probabilidad de aumentar la ateroesclerosis y enfermedades cardiovasculares.

sveglia.png

Trastornos del sueño:

Dormir mal no significa sólo levantarse de la cama cansados, sino también ser menos eficaces y padecer somnolencia repentina. Muchos roncan o sufren de apneas nocturnas y ni lo saben. Ni siquiera se imaginan que estos dos factores tienen una fuerte correlación con las enfermedades cardiovasculares.

attivita-fisica.png

Sedentarismo:

Mientras la actividad física contribuye a mejorar la cualidad de vida, el sedentarismo contribuye al desarrollo de enfermedades crónicas. Se considera que más o menos 2 millones de decesos cada año en todo el mundo son causados por la inactividad física que favorece aproximadamente el 10-16% de casos de cáncer del pecho, del colon y de la diabetes y más o menos el 22% de infartos. El ejercicio físico regular refuerza el corazón y mejora la circulación sanguínea.

peso.png

Obesidad:

Quienquiera esté en sobrepeso vive mal porque no logra hacer lo que querría o simplemente porque los kilos en exceso causan dolores articulares o cansancio. La obesidad abdominal, especialmente, provoca inflamación y envejecimiento precoz, además repercute sobre el aumento de la presión, de la glucemia (que favorece el desarrollo de la diabetes) y del colesterol. ¿Cuál es el resultado? Aumenta el riesgo de enfermarse y tener un infarto.

fumo.png

Humo:

La nicotina incrementa la frecuencia cardíaca y la presión arterial. El monóxido de carbono reduce la cantidad de oxígen que está presente en la sangre y favorece el desarrollo de la ateroesclerosis. Los productos del tabaco son nocivos de cualquier forma y en cualquiera manera se fumen: cigarillo, pipa, puros.

stress-uomo.png

Estrès:

El estrés puede incrementar la presión arterial e incluso el latido cardíaco. Las fluctuaciones de la presión sanguínea contra las paredes arteriales contribuirán a perjudicar las arterias y endurecerlas. Hoy en día la producción de adrenalina que acompaña una situación de estrés no se canaliza hacia su conclusión exacta, sino que se interioriza, por eso el estrés psicológico podría conventirse en algo perjudical.


© ACTIVEACTION SRL - Via Villapizzone 26, Milano - Tel: +39 02 83451194 - P.IVA 02641200346. Tutti i diritti sono riservati

Privacy  |  Cookie